NÚMERO DE TURISTAS / PRODUCTIVIDAD. LA INNOVACIÓN COMO CLAVE DEL MODELO DE DESARROLLO DE UN DESTINO. CASE STUDY LA ISLA DE ROBINSON CRUSOE. CHILE

En el mes de diciembre tuvimos la ocasión de trabajar en el Plan de Desarrollo e Innovación en Turismo Sostenible para la Reconstrucción del Archipiélago Juan Fernandez en Chile, que está desarrollando con el máximo rigor la Universidad de Valparaiso. Viaje en calidad de equipo del Instituto de Turismo Responsable, desarrollando unos talleres de innovación turística destinados a empresarios y gestores locales.

En todos nuestros trabajos de planificación y marketing siempre hemos agradecido la existencia de valores únicos y diferenciales en los destinos, ya que, a priori, le otorgan capacidad competitiva, en la medida que se fomenten las capacidades para venderlos como valor añadido al mercado, conformando de experiencias turísticas únicas con los prestadores de servicios turísticos que existen en el destino.
La isla está en un estadio incipiente como destino turístico, recibe al año unos 1.500 turistas, y tiene una capacidad de carga limitada por las infraestructuras básicas a unos 4.000 turistas al año. Además, el transporte hasta la isla, es otro factor limitante para optar por un modelo de crecimiento basado en número de turistas.

La Isla de Robinson en la isla de la aventura por excelencia, descubrir los recursos por lo que se declara Reserva de la Biosfera; bucear en un fondo con gran diversidad biológica; conocer el principal motor económico de la isla, la pesca de langosta de Juan Fernandez, y disfrutarla gastronómicamente; perderse por los senderos y miradores que utilizo el náufrago inglés Alexander Selkirk , en el que Daniel Defoe se inspira para publicar en año 1.719 Robinson Crusoe (ejemplo de que la inteligencia es la capacidad de adaptarse a situaciones nuevas); conocer la historia a través del recuerdo del auto-hundimiento del crucero alemán SMS Dresden ; conocer la fauna de la isla llena de endemismos (Picaflor rojo, neque, cernícalo, cabra, lobo fino,…, todos de Juan Fernández ); y disfrutar de la recepción y acogida de las personas que viven en el archipiélago, como siempre un factor fundamental para que la experiencia turística sea única, diferente e inolvidable.

El archipiélago no puede optar por un modelo de desarrollo del turismo basado en costes bajos, y por lo tanto su modelo se está forjando sobre la base de la innovación, conformando experiencias únicas, una buena cartera de productos y servicios exclusivos, y una estructura de marketing profesional y especializada en captar segmentos de demanda con alto poder adquisitivo. Producto, procesos, nuevos mercados, incorporación de la tecnología, buena estructura de gestión y promoción,…y personas, el posicionamiento de la isla como “lugar de experiencias únicas” hace que las relaciones de interacción entre empresa y cliente pasen a ser la clave de competitividad a futuro, el trabajo de los isleños hará del archipiélago un destino singular de excelencia basado en la innovación.

LA FITUR 2011, DEL STAND AL S-TAND

¿Nos vemos en la FITUR?, pero mira que eres madrileño le dije, ¡no sé por qué me dices esto¡ contestó, es La Feria Internacional de Turismo, y al igual que quedamos en la WTM, tendremos que quedar en La FITUR. Era el año 2000, y como siempre desde el año 1996 y hasta la fecha, “La FITUR” es, además de un punto de encuentro y oportunidad de hacer negocio, un momento de reflexión, de mirada hacia atrás y de lectura de evolución a futuro.
En la década del 2000, no se ha visto mucha evolución en cuanto al formato de promoción y venta de los destinos y empresas, el tiempo de saturación de los sentidos se ha acortado, en dos horas ya no se puede digerir tanta innovación en la creatividad espacial, visual, olfativa, musical y gustativa de los i-stands; pero no es malo, al final la feria ayuda a dar a conocer a los destinos / empresas y sirve como punto de encuentro de los actores turísticos públicos y privados de ámbito internacional, una gran oportunidad para establecer relaciones empresariales.
Desde hace un par de años, y especialmente este año, veremos otro tipo de innovación, promociones de destinos de forma distinta, además del i-stand, veremos acciones de marketing, complementarias a las realizadas en el stand físico, en redes sociales y buscadores,  pensando en el e-stand, el stand virtual, el portal online de destinos y empresas, portales que ya no solo ofrecen información, sino que admiten opinar, compartir, comprar, recomendar, interactuar,…durante todo el año.
La tendencia a la innovación tecnológica en la promoción ya está asumida e integrada en FITUR, algunos dudan de que tener altos números de seguidores y amigos en nuestro destino /  empresa, sea tan rentable como tener altos números de prescriptores boca-oreja, al igual que se duda del valor económico de los principales medios sociales, que ha demostrado que saben hacer millones de amigos, pero no han conseguido convertir a sus amigos en clientes, tal como comenta esta semana Manuel del Pozo en su artículo de Expansión “Nos quieren vender otra vez la burra.com”, donde explica que se vuelve a hablar de valorar la empresa por el número de usuarios y no por los beneficios que genera.
Desde hace unos años veo más necesaria una evolución al s-stand, que integrará innovación en todos los sentidos, también tecnológica. El stand sostenible lo será en todos sus ámbitos, en el ámbito económico, realizando la inversión en FITUR en función del retorno esperado, pensando en el cliente externo, no en el interno de la propia comunidad o la propia empresa; en el ámbito ambiental, intentando reducir el impacto ambiental de las acciones de promoción,  integrando la política ambiental como atributo diferenciador del destino; y en el ámbito social, ayudando a que esta industria evolucione y que FITUR sea sostenible en el tiempo por tratarse de la feria de un sector clave para la economía y para el empleo.