COSTA RICA, CÓMO CONSEGUIR MÁS CON MENOS

Por MARKETA STVERAKOVA
En el debate actual sobre la idoneidad y utilidad de las grandes infraestructuras me gustaría hacer una reflexión sobre el modelo de desarrollo turístico sostenible que lleva años implementando Costa Rica, con la intención de evaluar las distintas posibilidades de aprovechamiento turístico de los recursos naturales.

Del modelo de Costa Rica, observado personalmente in-situ, me han llamado la atención los siguientes aspectos. El país prácticamente carece de grandes infraestructuras, exceptuando los aeropuertos y aeródromos se puede afirmar que su red de carreteras para los estándares europeos es más bien deficiente, el ferrocarril es prácticamente inexistente, y, lo más curioso, no hay centros de interpretación o museos presentes en la cercanía de los recursos más visitados, y esto teniendo en cuenta que el acceso a los parques naturales es de pago.

Sin embargo, el viajero vive una auténtica experiencia en los parques naturales, gracias a la buena gestión de los recursos y su perfecta interpretación por parte de los guías locales. Es precisamente el modelo adoptado hace años el que ha permitido este “lujo”, ya que considerando que el turismo debe revertir en el bienestar de la sociedad, a cambio de restringir el uso ilimitado de los recursos, se ha creado un sistema de educación y acreditación para los habitantes locales, que una vez obtienen el título de guía oficial pueden vivir de “enseñar” la naturaleza en lugar de “consumirla”.

Los propios guías, muy sensibilizados, tienen claro que la protección de los espacios y de su biodiversidad es vital, para ellos y para todos, así que son los primeros que velan por el correcto comportamiento de los visitantes, transmitiéndoles los conocimientos, curiosidades y experiencias particulares, sin limitaciones del propio espacio, y con un entusiasmo real que se contagia rápidamente.

Puede ser que Costa Rica en algunos aspectos no reúne los estándares de calidad “europeos”, pero lo que sí podemos aprender de este pías es esta forma sencilla y enormemente eficaz de permitirle al visitante adentrarse en los increíbles espacios naturales que poseen, entenderlos y disfrutarlos, todo ello basado en una “calidad humana” excepcional.

PRESENTAMOS EL PLAN DE ACCIÓN EN TURISMO 2012-2017 DE LA ISLA DE ROBINSON CRUSOE EN CHILE.

Todos los proyectos con buenos resultados tienen una variable en común, todo el mundo se siente partícipe del mismo y todos se sienten orgullosos de haber participado; esto ha ocurrido en el proyecto de Robinson Crusoe gracias al liderazgo de la Universidad de Valparaíso, quién nos invito, junto al ITR, a participar en la última parte del Plan de Desarrollo e Innovación en Turismo Sostenible para la reconstrucción del Archipiélago Juan Fernandez.
Sirva este post de agradecimiento a la Doctora Marisol Castro, con su liderazgo e implicación en el Plan ha conseguido mezclar e integrar lo mejor del mundo universitario y el mundo de la consultoría turística, generando un plan consensuado y participado por el sector turístico de Robinson Crusoe.
A partir de ahora se inicia formalmente la fase de transferencia del Plan, aunque ya está iniciada y con resultados, pues se han puesto en marcha algunas de las acciones contempladas como la imagen de marca turística del destino, una guía turística destinada a las acciones de promoción y marketing, un manual de buenas prácticas ambientales para empresarios locales, una guía de inglés destinada a los empresarios locales, un set mapas del destino para destinado a turistas y visitantes, y en breve se presentará la web del destino.
Dejamos algunas notas aparecidas en los medios, esperamos sea de interés:
Video UV
Inonvación Chile
BIOBIOChile
24 horas TV

SIN SOSTENIBILIDAD NO HAY TURISMO,…¿HASTA QUE LO DIGAN LOS CLIENTES?

No concibo la actividad turística sin tener en cuenta la rentabilidad en sentido amplio; si se piensa a largo plazo aún es más inconcebible; parece lógico que el principal factor de producción de la industria turística, el territorio-recursos, y las personas, se tienen que considerar al máximo nivel para garantizar la actividad y su productividad.

España, como destino líder en recepción de turistas, inició el desarrollo de su industria bajo demanda, el objetivo más importante era la rentabilidad económica; en los últimos años, y para mantener la competitividad, destinos y empresas consideran el resto de rentabilidades, social, patrimonial, ambiental, y últimamente la rentabilidad emocional del visitante, el portafolio de experiencias que ofrecen los agentes del sector para seguir siendo competitivos.

La mayor parte de empresas líderes del sector han incorporado la sostenibilidad dentro de su estructura operativa, algunas con ambición estratégica y convicción, y otras con objetivos de marketing. En el resto de empresas del sector, en su mayoría PYMES, existen empresarios comprometidos con la conservación del territorio, la sociedad en la que se ubican, y el uso eficiente de los recursos desde que planifican su inversión, construyen y operan; y empresarios para los que la sostenibilidad se ciñe a cumplir la Ley en lo que respecta a variables ambientales.

La administración pública, en algunos casos con la colaboración del sector privado, también ha incorporado la sostenibilidad en la planificación turística, “Lograr en el año 2020 que el sistema turístico español sea el más competitivo y sostenible, aportando el máximo bienestar social” así reza la meta del Plan de Turismo Español Horizonte 2020. Buena meta para enfocar los trabajos y las políticas para conseguirla.

¿Y el consumidor turístico?, ¿tiene en cuenta la sostenibilidad a la hora de elegir un destino o una empresa?, y de forma previa ¿qué considera dentro de la sostenibilidad?. Existen pocos estudios de investigación de mercado, la mayor parte son estudios de tendencias que se pueden resumir en el aumento de la conciencia acerca de cómo contribuyo en mi viaje a la sostenibilidad, bien sea reduciendo el consumo de agua, mitigando emisiones de CO2, colaborando en proyectos para su compensación, comprando servicios y productos locales, preservando los recursos patrimoniales visitados, bien sean culturales o naturales, etc.
Si bien la afirmación de sin sostenibilidad no hay turismo a medio y largo plazo es cierta, también lo es que hasta que el consumidor no demande de forma general destinos, productos y servicios que de una u otra forma contribuyan a la sostenibilidad, ésta no será una realidad; y por lo tanto no tendremos asegurada la actividad turística en el futuro, y lo que es más importante, si no se incorpora en todos los sectores económicos no tendremos el futuro asegurado para nuestras futras generaciones.

Y aquí es donde las empresas y destinos tienen una gran responsabilidad, y una gran oportunidad, pues pueden contribuir a crear conciencia en el consumidor, a potenciar en el cliente una actitud de responsabilidad de cara a la conservación de los valores naturales, culturales, sociales y económicos. Un trabajo bonito y todo un reto ¿se apunta?

¡CONSEGUIDO! BARCELONA DESTINO TURÍSTICO SOSTENIBLE Y RESPONSABLE

En el post de enero de este año compartíamos nuestro reto de preparar a la ciudad de Barcelona para obtener su certificación como primer destino Biosphere World Class Destination del mundo. 


Hoy, en el marco del foro del Consejo Mundial de Turismo Sostenible, que entre todos hemos conseguido se celebre en Barcelona, la ciudad ha recibido el certificado de la mano del Instituto de Turismo Responsable.


Enhorabuena a todo el equipo de trabajo que ha participado en el proyecto, tanto al equipo del Ayuntamiento de Barcelona y Turisme de Barcelona, como al del Instituto de Turismo Responsable, como a nuestro equipo de Advanced Leisure Services; estos resultados motivan nuestra actividad.


BARCELONA ACOGE LA REUNIÓN ANUAL DEL GLOBAL SUSTAINABLE TOURISM COUNCIL

Advanced Leisure Services y el Instituto de Turismo Responsable  están trabajando para que Barcelona obtenga la certificación Biosphere World Class Destinatión, que acreditará a Barcelona como el primer destino turístico urbano sostenible y responsable, y a partir de la cual liderará la creación de una red mundial de destinos sostenibles.

En el contexto del trabajo se detectó la posibilidad de captar para la ciudad la primera reunión anual de miembros de Consejo Mundial de Turismo Sostenible; con la colaboración de la ciudad de Barcelona,  y con el objetivo de dar a conocer los esfuerzos internacionales por un turismo sostenible, todo el equipo ha conseguido que el consejo se celebre en Barcelona.

El GSTC, con sede en Washington DC,  es una iniciativa global de la Fundación Naciones Unidas dedicada a la promoción de prácticas sostenibles de turismo por todo el mundo, en la actualidad el GSTC está activo en todas las regiones de la OMT, incluyendo África, América, Asia Oriental y el Pacífico, Asia Meridional, Europa y Oriente Medio.

Más de 900 millones de turistas internacionales viajaron el año pasado, y  las previsiones de la OMT son de 1.600 millones de turistas para el año 2020, estos datos consolidan al sector turístico como uno de los sectores económicos con mayor y más rápido crecimiento; con el fin de minimizar los impactos negativos de este crecimiento  y aprovechar su capacidad para ayudar a hacer cambios positivos en el mundo, el GSTC es el organismo internacional que promueve  el conocimiento  y la adopción de prácticas de turismo sostenible.

El GSTC fomenta el turismo sostenible mediante la adopción de los principios universales de turismo sostenible, la base de su trabajo son los Criterios Globales de Turismo Sostenible, los requisitos mínimos que cualquier negocio turístico debería aspirar a obtener con el objetivo de proteger y sostener  los recursos culturales y naturales del mundo al tiempo que se garantiza que la actividad turística aprovecha su potencial como herramienta de conservación y mitigación de la pobreza.

El Foro del GSTC ofrece unas sesiones abiertas al público en general donde se dará a conocer su labor y se presentarán los l nuevos avances en el campo de la sostenibilidad, desde Advanced Leisure Services te invitamos a participar.