Costa Daurada, Parque Samà y Onda Cero, Promoción Turística con Compromiso

Costa Daurada, Parque Samà y Onda Cero, Promoción Turística con Compromiso

El programa radiofónico, Julia en la Onda, inauguró el pasado viernes 5 de abril la temporada turística de la Costa Daurada. Julia Otero, y todo su equipo, se desplazaron a Salou para hacer el programa en directo.

La Federación Empresarial de Hostelería y Turismo de la provincia de Tarragona (FEHT), el Patronato de la Diputación de Tarragona, y los patronatos de turismo de Salou Cambrils y Vila-Seca apostaron un año más por Onda Cero en su campaña de promoción turística. Los oyentes pudieron conocer de primera mano las novedades de la Costa Daurada para 2019.

Durante el programa se visitó, a través de la radio, el Parque Samà. Julia Otero entrevistó a Francisco Javier Castillo, Consejero de DNA Turismo y Ocio, que avanzó algunas novedades del parque para esta temporada.

Este año, la campaña de promoción estuvo acompañada por el I Encuentro Solidario Onda Cero en Tarragona, una iniciativa de Atresmedia Corporació. La edición se centró en los afectados de Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA), dando visibilidad a esta enfermedad con una meta deportiva en colaboración con la asociación Siempre Adelante, bajo el lema “La Costa Dorada nada por el ELA”.

El programa dio cobertura a la jornada de travesía náutica en aguas abiertas a favor de los afectados de ELA que protagonizó Jaime Caballero, experto nadador de ultra distancia en aguas abiertas, que hizo una travesía de 24 km a nado para unir las playas de La Pineda, Cambrils y Salou. Jaime forma parte de la Asociación Siempre Adelante, dedicada a conseguir visibilidad y medios económicos para investigar y mejorar la vida de las personas afectadas por la ELA.

El resultado de la acción de promoción con compromiso superó las expectativas. La Federación Empresarial de Hostelería y Turismo de la provincia de Tarragona (FEHT) realizó una donación de 21.000€ a la Fundación Miquel Valls, entidad sin ánimo de lucro orientada a mejorar la calidad de vida de los afectados de ELA, y sus familiares, así como a luchar para que la ELA sea curable.

Por otro lado, la cena benéfica celebrada en el Parque Samà recaudó 1.970 € para la Fundación Luzón, cuyo objetivo es mejorar la calidad de vida del paciente y hallar una cura para la ELA

El Twentytú High Tech Hostel recibe la certificación de turismo sostenible Biopshere

El Twentytú High Tech Hostel recibe la certificación de turismo sostenible Biopshere

El albergue Twentytú Hi-tech Hostel, situado en el barrio del Poblenou de Barcelona, ha recibido el certificado Biosphere de turismo responsable y se ha convertido en el primer establecimiento de este tipo que lo recibe.

TWENTYTUEl administrador de Twentytú, Ignasi Uñó, ha valorado positivamente este premio, y ha señalado que «se tiene que dejar de considerar a los visitantes como simples turistas y ofrecerles experiencias en el sentido más amplio de la palabra». Entre otras iniciativas, el albergue utiliza la energía que sobra de la incineración de residuos para el funcionamiento de la climatización y ha impulsado medidas de ahorro y optimización del consumo de luz y agua en las habitaciones.

El premio se ha otorgado en un acto presidido por la teniente de alcalde de Economía del Ayuntamiento de Barcelona, Sònia Recasens, que se ha mostrado orgullosa de que haya establecimientos como este en la capital catalana.

El Twentytú Hostel es un referente turístico en la ciudad en materia de sostenibilidad y eficiencia energética, habiendo incorporado el uso de nuevas tecnologías y siendo el primer establecimiento turístico de Barcelona en obtener la máxima calificación en eficiencia energética ISO 50001 por AENOR, además de ser miembro de una plataforma de edificios sostenibles de la UNESCO y miembro activo de Barcelona Sustainable Tourism.

DNA Expertus Turismo y Ocio ha participado en la implantación del Sistema de Turismo Responsable, habiendo redactado la memoria de sostenibilidad para el establecimiento cuyo objetivo es resumir el correcto cumplimiento de las exigencias del estándar e identificar y desarrollar actuaciones que es necesario adoptar para dar respuesta a algunos de los requisitos. Además ha participado en la cumplimentación de la encuesta de Ecolíderes de Tripadvisor, programa de TripAdvisor que presenta hoteles y hostales que aplican medidas ecológicas, una herramienta que pone en valor todas las prácticas en sostenibilidad que se han implementado.

Val d’Aran, más cerca de obtener el certificado Biosphere

Val d’Aran, más cerca de obtener el certificado Biosphere

La Val d’Aran firma la Carta de Turismo Responsable de la UNESCO como antesala para obtener el certificado Biosphere

Val d’Aran ha firmado el miércoles 9 de octubre la Carta de Turismo Responsable de la UNESCO, un paso importante para obtener el certificado Biosphere como garantía para convertirse en un destino turístico sostenible y responsable. El acto de la firma ha estado presidido por el Síndic d’Aran, Carlos Barrera, el Vicepresidente de la Diputació de Lleida, Pau Perdices, y el Presidente del Instituto de Turismo Responsable (ITR), Tomás Azcárate.

La Val d’Aran firma la Carta de Turismo Responsable de la UNESCO

La Val d’Aran es el primer destino turístico de los Pirineos en optar a esta certificación, por lo que le situará en una posición estratégica avanzada en este tipo de reconocimiento respecto a otros competidores. Actualmente, únicamente existen 4 destinos en España que cuentan con este reconocimiento: Barcelona, Gijón, la isla de La Palma y la Val d’Aran.

Val d’Aran, camino al certificado Biosphere Destination

Con la firma de esta Carta, la Val d’Aran se sitúa en posición privilegiada para la obtención del certificado Biosphere Destination, que otorga el ITR (fundación asociada a las Naciones Unidas, a la Organización Mundial del Turismo y miembro del Consejo Global de Turismo Sostenible).

Con esta certificación, el destino de los Pirineos pretende poner en valor el medio ambiente, como una de los grandes patrimonios del territorio, así como del patrimonio cultural local, que se ha conservado a lo largo de los siglos y que son un reclamo destacado para la recepción de nuevos visitantes. Así, la Val d’Aran, que se caracteriza por atraer la atención de los turistas a través de la naturaleza, quiere entregar a sus visitantes un territorio sostenible y que pueda ser reconocido fuera de sus fronteras como un destino turístico ejemplar.

La firma de la Carta de Turismo Responsable de la UNESCO supone para la Val d’Aran la consolidación de un proyecto de turismo sostenible que le permita posicionarse como destino de excelencia en el mercado nacional e internacional

En la actualidad, ya se está trabajando en la elaboración de la memoria de sostenibilidad del destino, con la implicación y colaboración de los diferentes ayuntamientos de la Val d’Aran y del Conselh Generau d’Aran. El objetivo es alcanzar un status de sostenibilidad único a cargo de la empresa DNA (Developing Natural Activities) y se espera que pueda estar finalizado en el mes de enero de 2014.

SIN SOSTENIBILIDAD NO HAY TURISMO,…¿HASTA QUE LO DIGAN LOS CLIENTES?

No concibo la actividad turística sin tener en cuenta la rentabilidad en sentido amplio; si se piensa a largo plazo aún es más inconcebible; parece lógico que el principal factor de producción de la industria turística, el territorio-recursos, y las personas, se tienen que considerar al máximo nivel para garantizar la actividad y su productividad.

España, como destino líder en recepción de turistas, inició el desarrollo de su industria bajo demanda, el objetivo más importante era la rentabilidad económica; en los últimos años, y para mantener la competitividad, destinos y empresas consideran el resto de rentabilidades, social, patrimonial, ambiental, y últimamente la rentabilidad emocional del visitante, el portafolio de experiencias que ofrecen los agentes del sector para seguir siendo competitivos.

La mayor parte de empresas líderes del sector han incorporado la sostenibilidad dentro de su estructura operativa, algunas con ambición estratégica y convicción, y otras con objetivos de marketing. En el resto de empresas del sector, en su mayoría PYMES, existen empresarios comprometidos con la conservación del territorio, la sociedad en la que se ubican, y el uso eficiente de los recursos desde que planifican su inversión, construyen y operan; y empresarios para los que la sostenibilidad se ciñe a cumplir la Ley en lo que respecta a variables ambientales.

La administración pública, en algunos casos con la colaboración del sector privado, también ha incorporado la sostenibilidad en la planificación turística, “Lograr en el año 2020 que el sistema turístico español sea el más competitivo y sostenible, aportando el máximo bienestar social” así reza la meta del Plan de Turismo Español Horizonte 2020. Buena meta para enfocar los trabajos y las políticas para conseguirla.

¿Y el consumidor turístico?, ¿tiene en cuenta la sostenibilidad a la hora de elegir un destino o una empresa?, y de forma previa ¿qué considera dentro de la sostenibilidad?. Existen pocos estudios de investigación de mercado, la mayor parte son estudios de tendencias que se pueden resumir en el aumento de la conciencia acerca de cómo contribuyo en mi viaje a la sostenibilidad, bien sea reduciendo el consumo de agua, mitigando emisiones de CO2, colaborando en proyectos para su compensación, comprando servicios y productos locales, preservando los recursos patrimoniales visitados, bien sean culturales o naturales, etc.
Si bien la afirmación de sin sostenibilidad no hay turismo a medio y largo plazo es cierta, también lo es que hasta que el consumidor no demande de forma general destinos, productos y servicios que de una u otra forma contribuyan a la sostenibilidad, ésta no será una realidad; y por lo tanto no tendremos asegurada la actividad turística en el futuro, y lo que es más importante, si no se incorpora en todos los sectores económicos no tendremos el futuro asegurado para nuestras futras generaciones.

Y aquí es donde las empresas y destinos tienen una gran responsabilidad, y una gran oportunidad, pues pueden contribuir a crear conciencia en el consumidor, a potenciar en el cliente una actitud de responsabilidad de cara a la conservación de los valores naturales, culturales, sociales y económicos. Un trabajo bonito y todo un reto ¿se apunta?